Easy Horse Care Rescue Centre

Nuestra misión es rescatar y rehabilitar caballos, ponis y burros que han sufrido abusos, negligencias y abandonos, a la vez que hacemos campaña por un mejor trato animal en España. Somos una fundación que, sin practicar la eutanasia, da asilo de por vida a animales rescatados, bien en nuestro centro o bien realojándolos.

  • Ayúdanos
    Ayúdanos

    Nuestros postes y cintas eléctricas se deterioran rápidamente y requieren un reemplazo constante. Necesitamos construir vallas resistentes y duraderas.

    LEE MÁS
  • Muerte del pequeño burro Kisses
    Muerte del pequeño burro Kisses

    La costa alicantina vuelve a ser el escenario de otro terrible caso de maltrato animal.

    LEE MÁS
  • Della y Little Lady
    Della y Little Lady

    ¿Pueden los animales morir de pena? Un claro ejemplo es el de Little Lady y Della, dos burritas compañeras que no han podido vivir la una sin la otra.

    LEE MÁS
  • Conoce a Bronson
    Conoce a Bronson

    A Bronson le golpearon con un martillo en la cabeza, dejándole secuelas permanentes. Y aún así es uno de los caballos más simpáticos y felices.

    LEE MÁS
  • Ayúdanos
    Ayúdanos

    Puedes aportar tu granito de arena siendo voluntario en el refugio o en las tiendas solidarias, u organizando un evento para recaudar fondos.

    LEE MÁS
  • Conoce a Luceiro
    Conoce a Luceiro

    Luceiro estuvo encerrado en un oscuro establo durante meses con un ojo pudriendo. A pesar de haber tenido que operarle para extirpárselo, sigue siendo un caballo hermoso e imponente.

    LEE MÁS

Linda May

Ginger and Linda May in Nov 15 photo by Eckhard Strittmatter

Nacida: 2 de mayo, 2009

Linda May fue el primer potro nacido en nuestro centro de rescate. Su mamá es Ginger, una yegua árabe, que estaba preñada cuando la rescatamos en noviembre del 2008.

Fue muy emocionante enterarnos del embarazo, pero al mismo tiempo estábamos muy preocupados, ya que esta yegua estaba severamente malnutrida. Además, era bastante arisca debido a la falta de contacto con humanos. Y ¿qué íbamos a hacer si había algún problema con el potro recién nacido? No obstante estábamos muy contentos ya que podíamos llamar a nuestra veterinaria equina, Dorothea, a cualquier hora si la necesitábamos.

A medida que el embarazo llegaba a su fin, Ginger empezó a mostrar señales de lo que pronto iba a ocurrir y durante dos semanas nos levantamos por las noches para observarla.

Ginger and Linda May

Nos acercábamos sigilosamente por el patio durante la noche para no molestar a los otros caballos y mirábamos a Ginger con inquietud para ver si ocurría algo. Ella, con mucha calma, nos observaba con extrañeza como si preguntara, ¿qué estáis haciendo aquí? Y nos volvíamos a dormir otro par de horas.

Finalmente, un sábado por la mañana sobre las seis, bajamos para darles de comer y aún no había pasado nada, así que regresamos a casa a desayunar y cuando volvimos allí estaba ella.

Linda May when born

Uno de los momentos más increíbles es mirar a un potro recién nacido ya en pie; te maravillas de como este pequeño caballito, perfectamente proporcionado, pudo nacer de su madre. Un momento pasas de tener un caballo con una gran barriga a tener dos.

Cuando Ginger supo que habíamos visto a su potro, se quedó de pie mirándonos con orgullo y satisfacción. Era una madre maravillosa que sabía exactamente que hacer y estaba tan relajada que incluso nos dejó tocar al potro desde el principio. Algo que no aceptan todas las yeguas, que descubrimos con otros nacimientos.

Linda May in Nov 2015 photo by Eckhard Strittmatter

Mediante un concurso radiofónico le pusimos el nombre de Linda May al potro de Ginger. Cuando nació era de color castaño y conforme iba creciendo, gradualmente cambió a un precioso gris moteado.

Linda May sale cada día con su madre y a menudo las podemos ver juntas a medio galope alrededor del prado. Su vínculo es inquebrantable y cuando vemos la alegría de la madre y de la joven juntas, sabemos que en realidad no hay nada más especial que el amor de una madre.

Linda May and Ginger.

Somos una fundación sin ánimo de lucro formada casi prácticamente solo por voluntarios, y dependemos de vuestras donaciones para continuar el trabajo de salvar caballos como Linda May, y poder cubrir el coste de su alimentación y sus cuidados. Más info sobre cómo puedes ayudarnos aquí.

– Traducción al español por Nieves Sala Aguilar.

Apúntate a nuestro boletín

Te mantendremos al día de todas las novedades del refugio y nuestros animales (en inglés). También recibirás un fondo de pantalla gratuito para descargar para tu ordenador o teléfono, con nuestros caballos más famosos ilustrados por Cha, una artista francesa afincada en Alicante.
Please wait